Estás en el paro…ánimo. Hay esperanza

esperanza

Estar en el paro de larga duración marca, y marca mucho la vida de las personas y sus familias. Cuando uno lo ha pasado y lo ha vivido entiende lo que se siente cuando ves los datos del paro de cada mes o de la EPA y estos han bajado y tú no eres uno de los afortunados. Entiende que lo que esperas con muchas ganas no llega, y no sabes cuándo será y si llegará. Estar en desempleo sí es buscar trabajo y eso ya es un trabajo, un trabajo que mina cuando ves que no da frutos, ni buenos ni malos; cuando ves tantas injusticias a tu alrededor; cuando ves que por el hecho de ser hombre o mujer, o de tener tantos años, o de ser de aquí o de allí ya no tienes posibilidad.

El paro agota.  El paro termina con la esperanza. El paro ofrece oportunidades de formarse, de cambiar, de reinventarse…sí es bueno pero no siempre es fácil.  En España hay demasiado desempleo. Felicidades porque ha bajado el paro, aunque también hay tanto contrato que no da ni para comer, que trabajando sigues estando en la pobreza. Esto es fruto de la gran crisis que hemos vivido y que como nuestros abuelos recordaron la Guerra Civil porque la vivieron en primera persona, los que hemos vivido la crisis en primera persona cuando seamos más mayores también diríamos: “es que antes de la crisis esto era así….y después es…”.

Hay quién dice que ya no será nada igual, pero que de todo hemos aprendido y hemos visto las consecuencias de la mala gestión, de cómo los riesgos no se medían. Hace tres años no vivíamos pendientes de la prima de riesgo, de si nos intervenían, de si los bancos no tenían beneficios…De no entender nada de economía, a ser expertos. Ahora sólo sabemos que los que estaban mal y no consiguieron trabajo están cada vez más desesperados.

Hace unos días escuchaba una entrevista en la radio de un emprendedor que había tenido una inmobiliaria y que con los años duros su empresa se vio en la ruina; su mujer también con un negocio, también en la ruina. Su historia estaba llena de esperanza porque después de mucho sufrimiento, de pasarlo muy mal, de no saber por dónde salir…un día se enciende la bombilla y comienzan un negocio que ya está extendido en todo el mundo. El emprendedor animaba a no desesperar porque sólo el que se queda parado y metido en el “no puedo”, en “el no sé que será de mí”, es el que no sale adelante. Él terminaba diciendo: “el que la sigue la consigue”. En la radio le pusieron de ejemplo de cómo estando hundido completamente, consigue salir adelante. Pasaron años, y años pero ahí está…y él recordaba: “no ha sido un camino de rosas, ni lo sigue siendo”.

O hace unos días recibíamos una carta de una persona del Albergue de Toledo que por fin había encontrado trabajo, y escribía dando las gracias por la ayuda recibida en Cáritas. Él decía, es posible salir adelante…

Pues a todos los que están en paro, que no ven luz al final del túnel, darles muchos ánimos y lo que yo siempre digo: cuando menos te lo esperas Dios te sorprende y recibes una llamada para lo que tú estás deseando…Eso lo digo por experiencia…Hace dos años yo estaba así…y de repente…ya sabéis cómo siguió.

Muchas gracias a todos. @moniqueilles /Mónica Moreno P.D.- Esta reflexión no podrá reproducirse en otro medio sin permiso ni autorización de la autora

Anuncios

Acerca de Mónica Moreno

"Hay dos clases de gentes, los que se desalientan porque no sirven y los que de las dificultades hacen un reto y triunfan". Yo intento ser de las segundas: mi reto, trabajar, hacerlo bien y ayudar a ser felices a los demás. Soy periodista por vocación y concibo el periodismo como servicio a los demás. Siempre aprendiendo, siempre adaptándome a las circunstancias, a los nuevos tiempos, a las nuevas tecnologías. En este blog escribo mis reflexiones y pensamientos personales. Comparto alegrías, sentimientos y todo lo que pueda hacer para que los demás sean felices y mejores. Espero que te guste lo que te presento en cada post y lo vivas con la misma ilusión y entusiasmo con que yo lo hago. Muchas gracias por leerme y por compartir mis reflexiones. Gracias por estar ahí.
Esta entrada fue publicada en la vida en palabras y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s